miércoles, 24 de febrero de 2010

Cruz de Mampodre

Lo habíamos intentando en junio del 2008 y había hecho mal tiempo. Teníamos muchas ganas de conocer el macizo de Mampodre pero la idea se había quedado aparcada por el momento.

En octubre del 2009 andábamos por Picos, después de pasar unos días por Urriellu y Cabaña Verónica tuvimos que bajarnos por un temporal. Como parecía que en los macizos de los alrededores el tiempo iba a ser mejor decidimos probar otra vez en Mampodre. De nuevo el mal tiempo nos dejo con las ganas.

De Cantábrica.Cruz de Mampodre


Pero esta vez no nos dimos por vencidos y lo volvimos a intentar otra vez al día siguiente. El día amaneció nublado en Maraña y las cumbres de Mampodre estaban tapadas por la niebla, pero decidimos intentarlo. Desde Maraña seguimos una pista marcada que nos llevo por el valle de El Canalizo hasta plantarnos al pie del Circo de Mampodre.

De Cantábrica.Cruz de Mampodre


Poco a poco el día fue aclarándose pero las nieblas de las cumbres de Mampodre no desaparecieron en ningún momento. La subida la hicimos por una pedrera que nos llevo hasta el collado de Valverde. En algún momento la niebla se hizo muy cerrada y pensamos en darnos la vuelta pero, brújula en mano, seguimos avanzando.

De Cantábrica.Cruz de Mampodre


Ya en el collado de Valverde la cosa estaba más clara y pudimos ver La Cruz de Mampodre (2.192 m).

De Cantábrica.Cruz de Mampodre



De Cantábrica.Cruz de Mampodre


Después de unas fáciles trepadas alcanzamos (por fin) la cima de La Cruz de Mampodre.

De Cantábrica.Cruz de Mampodre



Ahora queda volver en invierno, a subir por otras rutas, a subir a los picos que nos quedan, a subir sin niebla, a ... se nos acumula el trabajo. Por que en esto de la montaña por cada "espinita" que te sacas te salen otras dos!!!

2 comentarios:

Sandra dijo...

Nos costó 3 intentos, es verdad, pero para quien no haya estado nunca en Maraña diremos que tienen una fuente muy muy original, así que la visita al pueblo merece la pena :-)

Y las montañas que se ven desde allí también!

Rosa dijo...

Ay!!! Los días de vacaciones no alcanzan para sacar tantas espinitas chicos.