lunes, 13 de octubre de 2008

Norte al Espigüete

Un poco sonrojados nos acabamos la cerveza a la que nos había invitado el dueño de la casa rural en Cardaño de Abajo: "Yo llevo 40 años viviendo aquí y solo he subido al Espigüete una vez por la pedrera sur... subir por la norte es mucho nivel!!!".
Nos sentimos orgullosos, pero en el fondo sabemos que no es para tanto. Es verdad que la Norte al Espigüete fue una ascensión de prestigio en el pasado, que discurre por un corredor muy largo (500 m)y bastante expuesto con inclinación de hasta 50º (III/1 dice nuestra guia) y que en los últimos años ha habido allí algunas victimas mortales pero, a pesar de todo esto, la Norte al Espigüete no se puede considerar una ascensión dificil.

De Cantabrica.Espigüete


El Espigüete es una montaña que impresiona desde la primera vez que la ves. Casi todo el mundo la contempla con admiración, a unos pocos se les pasa por la cabeza subir allí...



Estamos a primeros de junio y las nieves tardías han dejado la cara norte cargada de nieve. Pero la nieve no esta muy helada y ni siquiera hemos tenido que sacar los crampones de la mochila.

Salimos desde Pino Llano, por una pista muy cómoda que nos conduce en poco tiempo cerca de la cascada de Mazobres. Desde allí nos salimos del camino para llegar a la Sima del Anillo, de 372 metros de profundidad según las indicaciones, para afrontar finalmente el corredor Norte del Espigüete.

De Cantabrica.Espigüete


De Cantabrica.Espigüete


De Cantabrica.Espigüete


Desde la cumbre las vistas sobre Fuentes Carriones ( Curavacas, Agujas de Cardaño, Peña Prieta, etc) y Picos de Europa era impresionantes.

De Cantabrica.Espigüete


De Cantabrica.Espigüete


De Cantabrica.Espigüete


De Cantabrica.Espigüete


El embalse de Cardaño asomaba al sur.

De Cantabrica.Espigüete


Una penosa bajada por la pedrera sur nos llevo a Cardaño de Abajo desde donde alcanzamos Pino Llano, nuestro punto de partida.

2 comentarios:

Sandra dijo...

Una de las ascenciones más bonitas que hemos hecho hasta el momento!
La pongo entre mis preferidas, aunque sigue ganando Peña Ubiña Pequeña :-)

Rosa dijo...

El Espigüete es, de momento, la montaña en la que más he disfrutado. No le quitaría ni la pedrera del final que nos dejó hechos polvo los tobillos!
¿Cuántas veces no caímos?
Tendré que subir la Ubiña pequeña para ver si coincido con Sandra.